TRIPALMA Tenemos alma de viajeros

Niagara

Canada

BOSQUES Y GLACIARES

Saciate de montañas lagos y glaciares

Lagos

La norteamerica helada Hablar de Canadá es hacerlo casi más de un continente que de un país. Desde su extremo oriental -Terranova-, hasta el occidental -Isla de Vancouver-, hay más de 6.000 kilómetros y seis zonas horarias diferentes para un volumen de población muy reducido. Para hacernos una mejor idea, basta decir que entre el este de Canadá y Europa hay menos distancia que entre los dos extremos del país. Desde la vida tranquila y condicionada por el mar de Terranova y las provincias marítimas del Este, hasta la tradición colonial de Montreal o la actividad de la vida de Toronto, pasando por la nueva tierra de oportunidades que es Alberta o la modernidad de Vancouver. Algunas zonas de Canadá son excepcionales para los aficionados a la vida marina. Ver ballenas en Canadá es una opción muy factible en algunos puntos del país....


Vancouver

Sobre la costa del pacífico, al suroeste de la provincia de Columbia Británica, se encuentra la ciudad de Vancouver, multicultural como ninguna. Sinónimo de bienestar, es la mejor urbe americana para vivir, según varios índices internacionales, y el sitio ideal para experimentar la intensidad de una ciudad joven (tiene solo 131 años) y vanguardista junto con bellísimos paisajes a minutos de distancia, que permiten practicar deportes de invierno en las montañas, disfrutar las espectaculares playas o avistar la exótica fauna marina en su hábitat original. La zona turística por excelencia es el Downtown, que al norte se conecta con el continente a través de puentes emblemáticos como el Lions Gate o por medio del seabus, un ferri que forma parte del sistema de transporte público, para llegar en 15 minutos a North Vancouver o West Vancouver, municipios frente al mar y donde están las montañas y los centros de ski.


Lo mejor de Canada

  • Image Parque nacional Banf
    Bosques y Glaciares
  • Image Toronto
    Racacielos y parques
  • Image Manitoba
    LLena de vida salvaje