TRIPALMA Tenemos alma de viajeros

Fashion Blog

Nueva Zelanda

NATURALEZA PURA

Asombrate en cualquier rincón de Nueva Zelanda

Girl Hat

Las antipodas. ISLA WAIHEKE Y GOLFO DE HAURAKI El golfo de Hauraki, moteado de islas, protege el puerto de Auckland y las bahías de la costa oriental, y supone la excusa perfecta para que los barcos de recreo entren y salgan a su antojo. Pese al... AUCKLAND URBANA Al resguardo de dos puertos y levantada sobre volcanes extintos, Auckland no es una metrópoli al uso. Se la considera una de las ciudades más habitables del mundo y, aunque carezca de las emociones de... WELLINGTON Una de las capitales más pequeñas del mundo, la ventosa Wellington combina modernidad, diversidad y tradición. Famosa por su panorama artístico y musical, su café exprés y con más restaurantes por... BAHÍA DE LAS ISLAS Aguas de color turquesa que lamen bonitas bahías, delfines que juguetean en la proa de las embarcaciones, grupos de orcas que se acercan grácilmente, estas son las imágenes que el viajero tenía en la... KAIKOURA Los maoríes fueron los primeros en poblar Kaikoura (que significa “comer cangrejo”), el mejor lugar para consumir y convivir con las especies marinas. El cangrejo es el rey pero, en los circuitos de... LA COSTA OESTE Confinada entre el salvaje mar de Tasmania y los Alpes del Sur, la costa oeste no tiene parangón en Nueva Zelanda. Ambos extremos de la costa tienen un aire remoto: desde la apacible Karamea junto al... ROTORUA GEOTERMAL Lo primero que se nota en el enclave geotermal de Rotorua es el olor a azufre. Pero son los productos volcánicos lo que todo el mundo quiere ver: géiseres, barro burbujeante, grietas humeantes y pozas...


El puente a ninguna parte

Como te puedes imaginar, este puente tiene una historia interesante. El remoto valle de Mangapurua se abrió en 1919 para ofrecer granjas a los soldados que regresaban de la Primera Guerra Mundial. Un puente colgante de madera para caballos era el acceso al valle. Después de años de agitación de la comunidad local, se construyó un puente más sólido de concreto en 1936. Sin embargo, solo se utilizó durante seis años. El asentamiento para soldados del valle de Mangapurua se alejó de sus tierras en 1942, después de décadas de penurias debido al suelo deficiente del valle. El bosque volvió a crecer, borrando toda señal del hombre a excepción del puente.


Lo mejor de Nueva Zelanda

  • Image Beech forest at Lake Gunn (Fiordland)
    Un bosque de cuento
  • Image Taranaky
    Todo gira alrededor del volcan
  • Image whanganui
    El rio con vida propia